EL LIBRO DE LA VERDAD. SELECCIONE EL IDIOMAEL FIN DEL MUNDO Y EL COMIENZO DE LA PAZLEA EL LIBRO DE LA VERDAD SOBRE EL CONTENIDOLA CRUZADA DE LA ORACIÓNDESCARGAR EL LIBRO DE VERDADMATERIALES DE PUBLICIDADVIDEO EL LIBRO DE VERDAD
translation taken from the site elgranaviso-mensajes.com
89. El perdón, sendero hacia la libertad
2011-05-21 10:40:00

Hija Mía, el perdón es el sendero hacia la libertad. Cuando ustedes perdonan a los que los han ofendido o a los que les han causado daño, ustedes serán libres de espíritu. Eso es cuando la alegría llena su alma. Eso también significa que Yo estoy presente en su interior. Cuando ustedes perdonan a otros, esto es un signo de amor, no solo para su prójimo, sino también para Mí su Divino Salvador. Para aquellos de ustedes que no creen en Mi: sepan que cuando también, perdonan a los demás, Yo estoy presente y camino con ustedes. Sin embargo no tienen idea de que este sea el caso.

El perdón es amor. Mi amor es interminable. Pero Yo les imploro, hijos Míos, permitanme perdonarles por sus pecados. Si tan solo me pidieran hacer esto, no solo serán libres, sino que el amor y la alegría que experimentarán los sorprenderá. Este acto de humildad les permitirá comunicarse con amor hacia los demás. La luz de ustedes brillará e influirá a otros de una manera especial, pero ni ustedes ni ellos se darán cuenta de esto. Mi amor, después de que el acto de Redención ocurre, inundará el alma de ustedes. Su alma limpia será como un imán que atrae a otros hacia ustedes.

Perdonar a otros no es fácil, hijos Míos. El orgullo y el sentimiento de autoestima impiden que este gran acto de misericordia se lleve a cabo. Este es el trabajo de Satanás; porque él sabe que la falta de perdón lleva a otros pecados más serios en contra de Dios Padre. Cuando ustedes no pueden perdonar a otros, en primer lugar, construyen un resentimiento, el cual, cuando se incuba, conduce al odio e incluso al asesinato. En muchos casos puede conducir a la guerra.

Si las personas en todas partes se perdonaran unos a otros de buena gana, entonces el odio no existiría. El asesinato sería menos frecuente y el amor, el amor de Dios el Padre Eterno, se propagaría.

Aprendan a perdonarse unos a otros. Dejen el orgullo a un lado y pidan Mi Misericordia. Porque cuando ustedes pidan algo de acuerdo a Mi Santa Voluntad, se les concederá su petición.

Su amoroso Salvador

Rey de Misericordia, Jesucristo

 
ESPALDA ADELANTE
language