ApocalipsisEl Libro de la VerdadTemas El Libro de la VerdadLa Cruzada de la OraciónDescargar LibrosVideo El Libro de la Verdad
translation taken from the site elgranaviso-mensajes.com
Dile a todos
281. Dios Padre: Acepten esta última oportunidad o afronten un terrible castigo
2011-12-28 15:15:00

Hija Mía, ahora tienes un deber de informar a Mis hijos de todo el mundo de la urgente necesidad de buscar la redención.

Por Mi gran Misericordia, ahora envío a Mi Hijo para ofrecer a la Humanidad, una última oportunidad de volver a Mí, su Padre Celestial.

Puedo revelar que la gran Misericordia que se mostrará a todos Mis hijos, solo se llevará a cabo una vez.

Ellos, Mis hijos, deben aceptar esta última oportunidad de salvación o aceptar que un castigo terrible caerá sobre el mundo.

Cada una de las almas en la Tierra, muy pronto presenciarán las señales de la iluminación de la conciencia (El Aviso).

Cada una de ellas se pondrá de rodillas de vergüenza cuando vean, probablemente por primera vez, cuán dolorosos aparecen sus pecados ante Mis ojos.

Aquellos con un corazón bondadoso y humilde, aceptarán esta Gran Misericordia, con gratitud y alivio.

Otros encontrarán esto como una prueba muy difícil y muchos rechazarán Mi mano de amor y amistad.

Reza por estas almas urgentemente, hija Mía, porque sin oraciones, no se les podrá dar una segunda oportunidad.

El mundo finalmente aceptará el Poder de su Padre Celestial, cuando el milagro en los cielos sea presenciado por todos, en todas partes.

El nacimiento del nuevo mundo está casi sobre ustedes. Aférrense a Mi Misericordia ahora, mientras puedan. No lo dejen hasta el último minuto.

Únanse al unísono Conmigo, para abrazar la Nueva Era de Paz que le espera a todas las gentiles almas que me aman.

Mi Misericordia es tan grande, no obstante, que la oración que Mi Hijo ha entregado al mundo a través de ti, hija Mía para la inmunidad de estas almas, (ver más abajo el fragmento del mensaje de la Cruzada de Oración número 13) será tan poderosa que las almas que todavía estén en tinieblas, pueden ser y serán salvadas.

“¡Oh Padre Celestial!, por el amor de Tu amado Hijo Jesucristo, cuya pasión en la Cruz, nos salvó del pecado, por favor salva a todos aquellos que todavía rechazan la mano de Su Misericordia. Inunda sus almas, querido Padre, con el testimonio de Tu amor. Te suplico Padre Celestial que escuches Mi oración y salves estas almas, de la eterna condenación. A través de Tu Misericordia, permíteles ser los primeros en entrar a la Nueva Era de Paz en la Tierra. Amén.”

Recuerden hijos, el poder que tiene la oración y cómo puede ésta mitigar el castigo.

Recen, recen, recen para que el mundo pueda ser y sea salvado y que la Gran Tribulación pueda ser evitada.

Su Padre Celestial

Dios Altísimo

 
ESPALDA ADELANTE
Copyright © MISSION "Spreading the Truth". 2017. All Rights Reserved