MISIÓN
Difundiendo la Verdad
ApocalipsisEl Libro de la VerdadTemas El Libro de la VerdadLa Cruzada de la OraciónDescargar LibrosVideo El Libro de la Verdad
translation taken from the site elgranaviso-mensajes.com
Dile a todos
249. Dios Padre pide a Sus hijos unirse en Oración
2011-11-15 11:00:00

Vengo hoy, hija Mía, a reunir a Mis preciosos hijos y a todos los que creen en Mí, para rezar en unidad, para salvar a todas las almas sobre la Tierra.

Es Mi deseo que ustedes demuestren su infinito amor a la Santísima Trinidad, mostrando humildad en el amor de unos a otros, para que el pecado pueda ser perdonado a toda la humanidad.

Yo soy el Dios de Justicia, pero Soy primero y principalmente, el Dios de Amor y de Misericordia. Mi paternal amor Divino por ustedes, está reflejado en Mi Misericordiosa Bondad. Así como tanta es Mi intención de salvar a todas las almas en este, el final de los tiempos, como se conoce en la Tierra. No teman, hijos. Mi intención no es asustarles, sino abrazarles, con todo Mi amor que abarca a cada hijo Mío.

Llamo a todos Mis hijos, especialmente, a aquellas almas tan llenas de amor por Mí, su Creador, a unirse con sus hermanos y hermanas y levantarse en contra del mal en el mundo.

Satanás y cada demonio en el Infierno, ahora vagan por la Tierra en desafío a Mí, durante este, el fin de los tiempos, hijos. Ellos están dispersos por el mundo, persiguiendo almas y llevándolas al borde de la locura.

La maligna influencia está siendo sentida por casi todos ustedes en este momento. Esto es porque Mi Existencia y la de Mi amado Hijo han sido negadas, rechazadas y lanzadas a un lado, que la obscuridad ahora cubre el mundo de ustedes. Sin reconocer ustedes la Verdad de su creación sobre esta Tierra, Mis bienamados hijos, se han convertido, involuntariamente, en un objetivo de Satanás.

Notarán un cierto número de cambios en su vida, ya que esta infestación se ha apoderado de su mundo: Asesinatos, odios, disgusto por proclamar Mi Gloria o por reconocer Mi Existencia, guerra, persecución, codicia, control y deterioro moral. Todas estas perversidades han sido creadas en su mundo, por Satanás y esparcidas por los pecadores tan abiertos a sus vacías, falsas promesas.

Él, Satanás, tienta primero a aquellos pecadores hambrientos de poder y a aquellos débiles en la Fe. Habiéndoles seducido, entonces él les posee. Ellos, a cambio, infectan y causan terrible dolor, infligiendo abuso a sus hermanos y hermanas.

Ustedes, Mis bienamados fieles, están siendo ahora convocados por Mí, a levantarse y a defender Mi Santa Palabra, para que la humanidad pueda ser salvada. Ustedes harán esto de dos maneras. Primeramente, a través de la oración constante y segundo, difundiendo Mi Santísima Palabra. La oración no solo ayudará a rescatar la humanidad, del Infierno y del completo abandono por Mí a, sino que también, mitigará Mi mano de castigo. Esta mano de castigo, y no tengan duda de esto, caerá sobre aquellos perversos pecadores que han permitido al espíritu de la oscuridad, controlar su comportamiento hacia aquellos dependientes inocentes, sobre los que ejercen control.

Yo, Dios Padre, llamo a Mis hijos desde los Cielos, para que oigan Mi súplica, cuando les insto a levantarse inmediatamente. Únanse en oración, recitando lo siguiente:

"Dios Altísimo, en el Nombre de Tu amadísimo Hijo Jesucristo, a Quien sacrificaste para salvarnos, a Tus pobres hijos, del fuego del infierno, escucha nuestra oración. Que podamos ofrecer nuestros humildes sacrificios y aceptar las pruebas y tribulaciones, como un medio para ganar la salvación de todas las almas durante El Aviso.

Te rogamos que perdones a los pecadores, que encuentran difícil volverse y aceptar Tu Misericordiosa bondad, para ofrecer los sacrificios necesarios, según Tu criterio, para redimirlos a Tu Santos Ojos.”

Al rezar a Mí, su Padre celestial, Dios Altísimo, Creador del Universo y de la Humanidad, escucharé su oración y les garantizaré inmunidad para todas aquellas almas por las que ustedes rezan.

Gracias Mis queridos hijos por reconocer esta, Mi Divina llamada desde los Cielos. Gracias por su humildad de corazón para reconocer Mi Voz cuando es hablada.

Recuerden, Yo Soy un océano de caridad y les amo a todos ustedes con una ternura Paternal. Yo solo trato salvar a todos y a cada uno de ustedes, de las garras del maligno, para que nos podamos unir como una sola santa familia.

Dios, El Padre Eterno

 
ESPALDA ADELANTE