ApocalipsisEl Libro de la VerdadTemas El Libro de la VerdadLa Cruzada de la OraciónDescargar LibrosVideo El Libro de la Verdad
translation taken from the site elgranaviso-mensajes.com
Dile a todos
221. No puedo forzar a la gente a que se convierta o a que regresen
2011-10-15 19:00:00

Mi muy querida bienamada hija, mientras más gente escuche Mi palabra, Mi amor se infiltrará en sus almas, tan pronto como lean Mis mensajes. Le hablaré a sus almas y los despertaré de su dormitar, con el fin de unirlos a Mí, para que Yo pueda salvar almas por todas partes. La fuerza en número me ayudará a lograr la salvación de almas en tan gran

escala. Debido al libre albedrío dado al hombre como un Don de Mi Padre, no puedo forzar a la gente a que se convierta o a que regresen a la fe en Dios Padre. Tendrá que ser su propia decisión. La oración difundirá la conversión. Eso se los prometo. Solo piensen en el Regalo que les espera a las almas cuando ustedes, hijos Míos, recen por ellas.

¿No conocen el poder de la oración? La oración dicha por las multitudes, en agradecimiento a Mi Padre y en reparación por sus pecados, puede salvar al mundo. Tanto es el poder que ejerce. Nunca antes les habia insistido tanto por sus oraciones, que deben venir de sus propios labios y con una generosidad de corazón, por los pecadores endurecidos de todas partes. Necesito de sus oraciones. Sin sus oraciones estas pobres almas pueden no ser salvadas porque muchas de ellas están en tal oscuridad que el impacto del Aviso tendrá poco efecto. Ustedes Mis queridos y bienamados hijos, todos ustedes pecadores, muchos de los cuales hacen lo mejor para mostrarme su amor, no se dan cuenta de que Yo confío en ustedes tanto para que me acompañen. Únanse Conmigo en el interior de Mi Sagrado Corazón y pídanme las gracias para salvar a sus hermanos y hermanas. Salvaré millones de almas cuando ustedes dediquen su tiempo para rezar la Divina Misericordia.

Este es el tiempo cuando la recitación de la Divina Misericordia será más efectiva. Sean generosos de corazón, mente, cuerpo y alma. Hagan sus dudas a un lado. Permítanme a Mí, su Jesús, levantarlos para traer a ustedes y a todos aquellos por los que rezan, a Mi vida eterna.

Su amado Salvador, Jesucristo

 
ESPALDA ADELANTE
Copyright © MISSION "Spreading the Truth". 2017. All Rights Reserved