MISIÓN
Difundiendo la Verdad
ApocalipsisEl Libro de la VerdadTemas El Libro de la VerdadLa Cruzada de la OraciónDescargar LibrosVideo El Libro de la Verdad
translation taken from the site elgranaviso-mensajes.com
Dile a todos
123. Primer mensaje de Dios Padre - El tiempo ya ha llegado para que Yo reclame Mi Glorioso Reino - El Nuevo Paraíso en la Tierra durará 1,000 años
2011-06-25 16:00:00

Nota de la Visionaria: Justo antes de recibir este mensaje acababa de rezar la Divina Misericordia, cuando de repente el Espíritu Santo me anunció que estaba por recibir un mensaje de Dios Padre. Yo estaba temblando de nervios. Entonces hice la pregunta “¿En nombre de quién vienes?’’. Esta fue la respuesta:

Vengo en el nombre de Mi amado Hijo, Jesucristo, Salvador de la humanidad. Yo Soy Dios Padre y te estoy hablando por primera vez. Mi hija elegida, te hablo hoy para poder informar a la humanidad del Amor que tengo por todos.

Muchos no me conocen. Creen que sí, pero para millones de Mis hijos Soy meramente una entidad sin rostro. Tan poco conocen de Mi deseo de permitirles que me dejen amarlos de la forma en que debió haber sido.

Mi Nombre es usado descuidadamente en el mundo, por muchos que no reconocen que fue por Mi mano que el mundo y sus creaturas fueron hechos. Porque aquellos que lo hacen, están confundidos de quien soy Yo y están de cierta manera temerosos de Mí. No debo ser temido porque Mi amor es puro para todos Mis hijos. Tanto los amo que hice el sacrificio más grande de todos para traerlos de vuelta a Mis brazos y darles la oportunidad de ser salvados del engañador. Envié a Mi amado Hijo, Jesucristo, al mundo para que pudieran comprender la Verdad del Amor. Este amor, cuando lo acepten, los salvará a todos.

Mi Corazón está roto, por la forma en que muchos de ustedes no se volverán a Mí y no me mostrarán su amor. Anhelo que simplemente vuelvan y me pidan ayuda. No hay necesidad de temer Mi amor porque fue a través de Mi amor que se les dio su primer aliento. Los creé a cada uno de ustedes a Mi imagen para que Yo pudiera tener una familia. Yo creé al mundo por puro amor para que ustedes, Mis hijos, pudieran compartir este Paraíso Conmigo. Tan amorosamente este fue creado que cada uno de los detalles fueron cuidadosamente construidos.

Tan feliz estaba Yo cuando el Paraíso en la Tierra fue creado que los ángeles se regocijaron y el Cielo estaba encendido con las llamas de amor, que ningún ser humano podría jamás comprender. Y entonces fue destruido por el Pecado ocasionado por la serpiente.

Hijos Míos, déjenme explicarles. El momento ha llegado para que Yo reclame el Paraíso que amorosamente creé, para que así podamos, de nuevo, ser una familia.

Una familia que llegará a estar muy unida por los poderosos lazos de amor que la mantendrá junta.

Este Nuevo Paraíso en la Tierra está siendo planeado ahora para todos Mis hijos.

Durará 1,000 años en la Tierra y nadie debe ser excluido, porque eso rompería Mi Corazón. Mi amado Hijo, Jesucristo y el Espíritu Santo están esforzándose por traerlos de regreso a Mi amoroso redil para que el Paraíso, creado en el principio pueda, una vez más, emerger como el Regalo más grande de todos para que Mis hijos lo disfruten.

Este Paraíso será un lugar de amor, belleza, gloria y será hogar para todos los que son puros de corazón y alma. Es para cada una de las almas en la Tierra y es la meta que está contenida dentro de todas y cada una de las almas en la Tierra, incluyendo aquellas que no se dan cuenta de esto.

Mi Hijo le habla al mundo y se prepara para manifestar su Gran Misericordia durante El Aviso, para dar a todos los pecadores una oportunidad para disfrutar el Nuevo Paraíso en la Tierra.

Deben oír Mi voz. Convoco a todos ustedes para que pongan atención. Vuélvanse a Mí. Acepten que Yo Existo. Que Yo soy la Fuente de toda vida, toda Creación, toda gloria. Cuando lo hagan, serán bienvenidos a Mi Paraíso en La Tierra que ofrece todo con lo que podrían soñar. Escuchen a Mi Hijo y los mensajes que Él da al mundo para convertirlos a todos ustedes. Para aquellos que no escuchen, aún entonces, o quien continúe en el camino del atroz pecado, no se les mostrará ninguna misericordia.

Yo soy el Dios de toda la Creación. Yo soy el Dios del Amor, de la Compasión. Yo soy también, el Dios de la Justicia. Mi Mano caerá sobre la humanidad, que, por la malvada alianza al maligno, rehúsa seguir el camino del Amor y la Verdad.

Pues ha llegado el momento ahora para que Yo reclame Mi Glorioso Reino, el que ningún hombre, por causa del pecado, detendrá. Si lo intentaran, estarán perdidos para siempre.

Yo soy el Dios de ustedes, su Creador, Mi amor nunca muere. Está encendido y lleno de profunda ternura por ustedes, para traerlos de regreso a Mí, a la herencia que tan amorosamente creé. A causa del pecado muchos de Mis Hijos tendrán que perder su derecho a esta herencia y hacerse a un lado para permitir a los que verdaderamente me aman, que entren por las puertas sin obstáculo.

Por favor, hijos, no desestimen Mi súplica a la humanidad. Acepten la Misericordia que está siendo ahora ofrecida por Mi amado Hijo.

Acéptenla con los brazos abiertos.

Dios Padre

Creador y Hacedor de Todas las Cosas

 
ESPALDA ADELANTE