MISIÓN
Difundiendo la Verdad
ApocalipsisEl Libro de la VerdadTemas El Libro de la VerdadLa Cruzada de la OraciónDescargar LibrosVideo El Libro de la Verdad
translation taken from the site elgranaviso-mensajes.com
Dile a todos
10. Poder global, el anticristo y la marca de la bestia
2010-11-15 11:00:00

Ahora te estás dando cuenta de la verdad y aceptando Mi mensaje por lo que es. Escribe esto hija Mía. La velocidad a la que las profecías se están desarrollando se está volviendo cada vez más evidente para que las vean todos. Observa los cambios que se harán evidentes en Mi Iglesia como una de las primeras señales. Esto es cuando el engañador conduzca a Mis discípulos por el mal camino.

La segunda señal se verá en la forma en que muchos de ustedes ya no tendrán el control de su propio país. Esto incluye todo el control material y militar. Hijos Míos, sus líderes y todos aquellos con responsabilidad del cuidado de su gente perderán todo el control. Serán como un barco sin timón. Este barco que ellos dirigen estará sin rumbo y se perderán.

Hijos Míos, deben rezar fuertemente ahora para aflojar el agarre que estos malignos grupos de personas ejercerán sobre ustedes. Ellos no son del Reino de Dios y a través del astuto engaño de su exterior ustedes no se darán cuenta de que esta es una poderosa fuerza que cuida de no ponerse al descubierto.

Ustedes, hijos Míos, no se darán cuenta. Pensarán que están viviendo tiempos difíciles pero esta fachada está diseñada para hacerlos pensar esto. Levántense hijos Míos ahora.

La Marca de la bestia

No acepten la marca. Si más de ustedes no aceptan entonces son más fuertes en número. Esta Marca - la marca de la bestia - será su ruina. No es lo que parece. Al acceder se apartarán más y más lejos.

Tengan cuidado con el plan, dirigido por el engañador, para eliminar de la vida de ustedes todos los signos de Mi Padre Eterno y la enseñanza de las Escrituras. Verán esto en escuelas, universidades, hospitales y en las constituciones de sus países. La mayor abominación, que me causa un profundo dolor, es la abolición de la enseñanza de las Escrituras a los que practican la adoración a Mí, su Divino Salvador. Muy pronto verán que Mi palabra y la enseñanza de la verdad, serán abolidas y castigadas.

Ustedes, Mis amadísimos hijos, sufrirán enormemente en Mi nombre. Estas fuerzas malignas son responsables de esto. Están lideradas por Satanás. Las encontrarán por todas partes y especialmente en aquellos líderes en autoridad de los que dependen para sobrevivir. Hijos, no estén temerosos por ustedes mismos. Más bien, estén temerosos por aquellas pobres almas erradas tan infestadas por el engañador que encuentran difícil soltarse, tal es el agarre que las sujeta. Estas gentes no son de fiar. Tengan cuidado en cómo se comunican con ellos. A ustedes los tendrán con tal sujeción porque ellos lo controlarán todo. Encontrarán difícil luchar contra ellos ya que controlarán incluso su banco, sus propiedades, sus impuestos y la comida que necesitan para sobrevivir.

Pero esto no durará mucho pues los días de ellos están contados. Si permanecieran en su esclavitud al mal se sumergirán en un abismo de tal terror, que describir su destino sería demasiado espantoso y tan aterrador que el hombre caería como una piedra - muerto - si vislumbrara tan solo un minuto del tormento que padecerán.

La batalla está a punto de comenzar y desarrollarse conforme la mano de Mi Padre Eterno caerá rápidamente en castigo por sus pecados, lo cual está por ser presenciado en esta tierra. Los pecados por los que morí. Ningún hombre es hijo de Dios quien dé testimonio o colabore con este siniestro, pero organizado, ejército de destrucción. Este maligno ejército lleno de demonios de las profundidades del

Infierno, realiza actos malignos de tal magnitud que la gente inocente no podría posiblemente imaginar.

No tengo ningún deseo de asustar a Mis hijos pero la verdad será expuesta por lo que es con el tiempo. Levántense ahora hijos Míos. Combatan las fuerzas del mal antes de que ellas los destruyan a ustedes. Sean cautelosos del mando Global en cualquier forma, tamaño, o código. Observen cuidadosamente a sus líderes y a aquellos que controlan el acceso diario al dinero de ustedes que los alimentará y mantendrá vivos. Necesitan almacenar alimentos ahora.

No han recibido este mensaje de manera que refleje Mis enseñanzas pero escúchenme ahora. Estas profecías han sido predichas. Mis hijos deben escuchar cuidadosamente.

El espíritu de la Oscuridad está creciendo y ustedes, Mis seguidores, deben permanecer fuertes. Mantengan viva su creencia en Mí por medio de la oración. Todos mis seguidores deben decir la oración de La Divina Misericordia cada día. Fortalecerá las almas y los ayudará a conseguir favor a la hora de la muerte.

Hijos Míos, por favor no dejen que Mi mensaje los asuste. Mis seguidores tienen un deber para Conmigo ahora. Permítanme decir esto. Recuerden que serán inundados con el Espíritu Santo tan pronto como acepten Mi palabra. No teman porque han sido elegidos. Ustedes, Mi ejército de seguidores, guiarán a la derrota del maligno. Para hacer esto deben rezar.

Vengo con un mensaje de amor puro. ¿No se dan cuenta de que ustedes experimentarán el Paraíso cuando el Cielo y la Tierra se unan como uno? No hay nada que temer ya que ustedes, Mis seguidores, serán elevados en cuerpo, alma y mente a los reinos de la Divina Jerarquía. Verán a sus seres queridos. Aquellos seres queridos que han encontrado favor con Mi Padre Eterno.

Hagan como les digo. Recen, hablen Conmigo, ámenme, confíen en Mí. A cambio Yo les daré fortaleza. Recen por protección a través de la recitación del Santísimo Rosario, dado a ustedes con las bendiciones de Mi amada Madre. Esta oración debe ser rezada para ayudar a protegerlos del maligno, por un lado. Por otro lado, deben pedir protección para aquellas personas con las que entren en contacto, para que ellos no puedan contaminarlos o dispersar la fe que ustedes guardan en su corazón por Mí.

Recen por Mis videntes y profetas para que estén protegidos. Recen por Mis bienamados siervos consagrados, esos santos siervos devotos enviados por Mí para que los guíen a ustedes. Ellos, al igual que Mis seguidores, sufren tormento del maligno. Él nunca dejará de intentar de hacerlos ciegos a la verdad y usará toda táctica engañosa para convencerlos de que la fe de ustedes es falsa. Escúchenme. Él, el engañador, empleará la lógica y el razonamiento, adornados de manera suave y amable, para convencerlos de que él trae esperanza a sus vidas. Él, a través del anticristo, se esforzará por hacerlos creer que él es el elegido.

El anticristo

Muchos de Mis seguidores caerán víctimas de este engaño despreciable. Estén en guardia. Él será visto como el mensajero de amor, paz y armonía en el mundo. La gente se postrará de rodillas y lo adorarán. Él les mostrará su poder y ustedes creerán que es de procedencia Divina. Pero no lo es. Él los instruirá de una manera que a veces parecerá extraña. Los verdaderos creyentes sabrán que él no es de la Luz. Su arrogante y pomposo comportamiento estará escondido detrás del puro mal. Se pavoneará y mostrará lo que parecerá ser verdadera compasión y amor por todos. Tras esta fachada él está lleno de odio por ustedes, Mis amados hijos. Él se ríe a puertas cerradas.

Hijos Míos, él los confundirá terriblemente. Parecerá poderoso, confiado, bien humorado, cariñoso, amoroso y será visto como un salvador. Su hermoso rostro será atractivo para todos pero pronto cambiará.

Causará estragos en el mundo y asesinará a muchos. Sus actos de terror serán claramente vistos por todos. Destruirá la independencia de ustedes y será determinante en la implementación de la Marca - la Marca de la bestia. Ustedes, hijos Míos, tendrán que ser fuertes. No acepten la Marca porque si lo hacen caerán bajo su maligna influencia hipnótica.

Muchos morirán por su fe en Mí. No, no teman porque si sufren por Mí, en Mí y Conmigo, están entre los elegidos. Recen, recen para no someterse a su reino de terror. Levántense, luchen por Mí.

No permitan que el anticristo, con todo su convincente encanto, gane sus almas. Permítanme sostenerlos en Mis brazos, acunarlos con Mi Divina Gracia ahora para darles la fuerza para luchar por la verdad. Mi amor por ustedes nunca morirá. Nunca deberán elegir esta ruta o ustedes también estarán perdidos para Mí. Será difícil, pero a Mis hijos se les dará ayuda de muchas, muchas maneras para suavizar su sufrimiento. Vayan ahora y recen Mi Divina Misericordia y prepárense para la batalla final.

Jesucristo, Rey de Mi Pueblo Salvador y Justo Juez

 
ESPALDA ADELANTE